Alcalá de Henares – Azul

Alcalá de Henares – Azul

Durante la celebración de los 400 años de ‘El Quijote’, obra clásica de Miguel de Cervantes, el Centro UNESCO de Castilla la Mancha decidió declarar una serie de Ciudades Cervantinas en el mundo. Así es como en 2007, Azul fue designada Ciudad Cervantina de Argentina (y la primera de Sudamérica) en virtud del valioso patrimonio cultural que ostenta, especialmente la colección cervantina que atesora la casa Ronco, una de las colecciones privadas más importantes en su tipo fuera de España.

Historia

Azul fue fundada el 16 de Diciembre de 1832. Para realizar la fundación partió desde la estancia “Los Milagros” Partido de Chascomús, el Coronel de Milicias Don Pedro Burgos al mando de un grupo de familias que viajaban en 32 carretas, dos galeras y un carretón, cumpliendo así el mandato del Brigadier Don Juan Manuel de Rosas.

La ciudad se fundó en el lugar que ocupa hoy la plaza San Martín a unos 400 metros del arroyo Azul.

Azul desde siempre fue lugar estratégico, gracias a su arroyo de aguas permanentes y ubicación, ya en plena época de avanzada de fronteras fue centro geográfico y nudo de actividades económicas, además permitió el avance de la civilización hacia el desierto.

Los monumentos más emblemáticos de Azul son: La casa Ronco, con una biblioteca que alberga alrededor de seis mil volúmenes, entre los que está una importante colección cervantina y otra de Miguel Hernández; el Monasterio Trapense Nuestra Señoa de los Ángeles, la Catedral de Nuestra Señora del Rosario; imponente templo gótico ; Plaza de San Martín, reserva Natural Boca de la Sierra, considerada una de las más antiguas del planeta y Paseo de Bolívar.

Argentinismos

La Real Academia de la Lengua define argentinismo como locución, giro o modo de hablar propio de los argentinos. Argentina, concretamente la ciudad de Buenos aires posee su propio lenguaje coloquial, gran parte derivado de la jerga Lunfardo, frecuentemente escuchada en letras de tango. Buenos Aires no es la única ciudad donde se puede disfrutar el dialecto propio, también las ciudades de Rosario y Córdoba tienen sus propios coloquialismos. Además, dentro del idioma español argentino existen innumerables dichos, palabras para decir indirectas y mucha jerga derivada de la diversidad de idiomas que hablaban los primeros inmigrantes europeos y algunos derivados de los indígenas. El español Rioplatense, siempre en evolución, se habla con un acento cantadito muy definido y es muy notorio en Buenos Aires y en gran parte de la provincia del Río de la Plata.